lunes, 27 de abril de 2009

0. PROPÓSITO

En el campo de la información se han creado diversos modelos y teorías para explicar las distintas interacciones de los sujetos y la información a través del ciclo de la información. De esta manera, los sujetos realizan acciones diversas que tienen que ver con la información: la necesitan, la buscan, la encuentran, llegan a ella o la adquieren, la leen, la usan, la procesan, la analizan, la comprenden, la interpretan y les sirve para hacerse una idea de la realidad, para elaborar nuevos mensajes -que difunden para que otros reinicien el ciclo-, o para tomar decisiones.
Los modelos o las teorías generados en el campo de la información también sirven para buscar la solución a los problemas que surgen periódicamente. En ocasiones, la solución consiste en el diseño de productos y servicios de información dirigidos a los contextos o los sujetos de interés. En este sentido, el diseño se entiende como parte de un proceso de planeación de los productos y servicios de información requeridos, normalmente orientado a una intención y objetivo, o para solucionar un problema.
El diseño es la concepción y el poner en forma la representación concreta de una idea, un pensamiento, un concepto, una intención o un proyecto, considerando limitaciones funcionales, estructurales, estéticas, didácticas, simbólicas, técnicas y productivas. Consideramos que es necesario buscar alguna estructura común que se pueda aplicar a los diseños generados para solucionar problemas en el campo de la información.
Tenemos entonces, que primero debemos identificar y conocer los problemas del campo de la información, y para ello debemos hacernos las preguntas que nos permitan aproximarnos al conocimiento de las barreras, las elecciones o las pruebas que habremos de enfrentar.
El fin de este sitio es la contrucción de un conocimiento sobre los problemas del campo de la información, desde su identificación, pasando por el diseño de las alternativas para la solución y dirigido hacia la implantación de las soluciones propuestas. De esta manera, pensamos, será más fácil establecer un proceso válido para resolverlos.